Presentación CSIM: un sector protagonista del cambio

216 inscripciones y un índice de conexiones superior al 70% al directo de presentación del Clúster de los Servicios Inmobiliarios (CSIM). Una conferencia y posterior mesa redonda con la participación de importantes actores del sector, sirvió para dar a conocer al Clúster y su primera tarea fundacional: la elaboración de un mapa del sector y la definición de sus principales retos estratégicos de presente y de futuro.

El jueves día 20 de mayo se realizó la presentación pública del CSIM, el Clúster de los Servicios Inmobiliarios, una plataforma transversal, colaborativa y participativa, abierta a toda la cadena de valor de los servicios inmobiliarios y que apuesta por el trabajo conjunto para transformar el sector. “El CSIM quiere ser una plataforma de encuentro de estas empresas para que, poniendo el foco en el edificio como lugar donde viven y trabajan las personas, puedan afrontar retos comunes y desarrollar mejores soluciones para sus clientes. El objetivo es que el Clúster las lleve tanto a una mejor competitividad entre ellas, como a una mayor rentabilidad de sus negocios más allá de la económica, o sea, que también aporte beneficios a las personas y a la sociedad en general.”

Desafíos de participación conjunta

El acto, abierto y retransmitido en formato webinar, se desarrolló en las instalaciones de la empresa Ferrer&Ojeda, uno de los socios fundadores del CSIM, así como de diferentes miembros destacados del propio CSIM.

Joan Lluís Saperas, (Socio consultor de Be-Side) promotor del Clúster y presentador del acto, explicó que la idea inicial del Clúster nació de tres empresarios del sector con una visión clara, y es que “frente a la actual disrupción tecnológica y a los cambios del entorno y del cliente en sus usos y necesidades de los edificios, se hace necesario trabajar los desafíos y los retos del futuro. Además –ha añadido-, tenemos el convencimiento de que estos desafíos son imposibles de asumir con éxito si no se abordan con la participación conjunta de todo el sector en su percepción más amplia”.

En el mismo sentido, a la hora de explicar el porqué del CSIM, para Javier Pérez del Pulgar, (Director General de Organ) miembro de la Junta Directiva, “las dificultades ya presentes y las que se aproximan, hacen necesario un cambio en el sector, de forma que había que encontrar un instrumento adecuado para afrontarlo. El Clúster es sin duda la mejor herramienta: una entidad colaborativa, transversal y sin ánimo de lucro”.

Sector amplio y heterogéneo

El CSIM se encuentra en sus primeros pasos. Comenzado por tres promotores iniciales, cuenta a día de hoy con más de una veintena de empresas asociadas y se encuentra en fase de acoger más miembros estratégicos. “Todavía estamos cruzando el desierto –comentó José Carlos Aguilar (Director General de Watium) también miembro de la Junta Directiva-. Pero estamos avanzando, y después del mapeo del sector, un sector amplio y heterogéneo, estamos en una fase de estrategia de desarrollo de negocio. En todo caso –añadió Afoto mesaguilar-, está claro que el proceso de cambio que ya se había iniciado se ha acelerado enormemente con la pandemia. Solamente a través del trabajo conjunto y de la cooperación de toda la cadena de valor, seremos capaces de asumir la transformación que el sector necesita. Hay que darle un punto de vista estratégico y global al sector, y para este objetivo un Clúster es una herramienta perfecta”.

Mapeo del sector

Por parte de Cluster Development, Lluís Ramis detalló “la importancia del trabajo conjunto con empresas y agentes de toda la cadena de valor y de poner el foco del cambio en el cliente y sus necesidades. El alcance del proyecto es muy amplio, y hay que subrayar la transversalidad. Por esta razón –apuntó-, de momento lo primero ha sido acotar el perímetro de trabajo y los retos a asumir. Hay que entender cómo está cambiando el cliente, qué hace la competencia y, en función de esto, definir qué estrategias llevaremos a término para, finalmente, tener un plan de acción”.

En este punto, cobra especial relevancia el mapeo del sector que Cluster Development ha realizado. “Nos encontramos con un sector muy grande –explicaba Adriana Cantos-. Tenemos una gran disparidad de empresas, tanto por la naturaleza de los servicios que ofrecen, como por su tamaño. Tenemos empresas de servicios al inversor, de servicios a la transacción, de gestión y mantenimiento de los edificios y de productos y servicios. Además, también vemos que cada uno de estos servicios tiene sus propios agentes del entorno, como asociaciones, colegios profesionales, gremios, etcétera. Pero no hemos identificado que ninguno de estos agentes trabaje de forma transversal toda la cadena de valor y sus interacciones. Esta es la fortaleza del CSIM, que sí lo hace”.

Para Cantos, “si nos atendemos a la caracterización de los sectores del Clúster, encontramos el sector de los servicios inmobiliarios, el de los servicios y productos para el edificio y, finalmente, toda la industria auxiliar. Todos ellos suman más de 8.000 empresas, con un total de más de 250.000 empleados y con una facturación superior a los 20.200 M € anuales”.

Identificación de los retos

La mesa redonda posterior a la presentación del Clúster sirvió para saber en primera persona algunas de las inquietudes del sector frente al actual momento de cambio. Se contó con las intervenciones de Joan Maria Feliu, socio director de la administradora de fincas Finques Feliu; José M. Díez, director de la facilitadora de servicios FServices; Enrique Sánchez, director general de la empresa de servicios tecnológicos IESA; e Iván Vaqué, director general de la agencia inmobiliaria Forcadell.

Para Joan Maria Feliu, “en líneas generales, el administrador no está preparado. Sin duda, el CSIM nos ayudará. Tenemos que mejorar en la flexibilidad, la agilidad y la gestión del cambio. Tenemos que cooperar para ser más fuertes y para compartir conocimiento. Hay que dominar el arte de ir medio paso por delante del cliente”. En todo caso, Feliu ha añadido que, “marketing, tecnología y talento serán los tres ejes que nos permitirán encara el futuro a nivel organizativo. Para nosotros, el talento es lo más importante, porque con talento el resto te llega”.

Por su parte, José M. Díez explicó que “hay mucho camino por recorrer en la gestión de operaciones. El Clúster me está aportando nuevos puntos de vista. Te permite abrir los ojos y entender nuevas necesidades de inversión y de servicio. Tener una visión global te permite saber qué va a querer el próximo cliente en los próximos 15 años”.

También fueron relevantes las aportaciones de Enrique Sánchez, quien puntualizó que “en negocios inmobiliarios tradicionales, la digitalización está llegando de forma lenta. Pero la digitalización, para la comunicación y relación con el cliente, es imprescindible. Ahora, tenemos la oportunidad de mejorar aportando reingeniería en los procesos para adaptarlos tecnológicamente y poner realmente al cliente en el centro del negocio”.

Finalmente, para Iván Vaqué “el reto principal sigue siendo encontrar el activo y el comprador adecuados. Pero está claro que tenemos que cambiar, y para esto la digitalización y, sobre todo, la automatización, será primordial. Ni podemos ni debemos continuar trabajando solos. Estamos viviendo una época de cambio que no podemos afrontar solos”.

En definitiva, una presentación que sirvió para entender que el papel del CSIM será clave para que el sector pueda afrontar los cambios que el cliente ya está pidiendo. Sumar para transformar el sector. Con este objetivo, el CSIM se constituye como una herramienta transversal a lo largo de toda la cadena de valor de los servicios inmobiliarios, para tener visión estratégica, complementariedad y músculo.