Dentro de las acciones estratégicas que el CSIM está desarrollando, una de las más destacadas por su importancia e impacto es la realización de un amplio y ambicioso estudio de mercado acerca de las comunidades de propietarios.

El estudio se centra en saber cómo serán y cómo comprarán los servicios inmobiliarios nuestros futuros clientes, en un horizonte de 10 a 15 años. A partir de los datos que se obtengan, también se presentarán soluciones potenciales para desarrollar en un futuro. De esta forma, las empresas dedicadas a la gestión y servicios al edificio dispondrán de una herramienta indispensable para afrontar los retos de futuro con garantías.

El estudio de mercado, que se inició en noviembre de 2021 y se prevé que finalice en abril de 2022, permitirá anticiparse a las demandas del comprador futuro en servicios inmobiliarios, ya que permitirá conocer los criterios de compra de los copropietarios, su evolución futura y potenciales soluciones a desarrollar para ellos.

Descripción del proyecto

La primera clave para un buen estudio de mercado es la acotación de la muestra, tanto a nivel de los segmentos de edad como a nivel geográfico.

Por lo que hace al segmento de edad, se tendrán en cuenta variables como el poder adquisitivo, el poder de decisión y de compra y, finalmente, la implicación. Por todo ello, se estimará la población de entre 30 y 55 años.

Por lo que hace a la zona geográfica, el estudio de mercado se centrará en Cataluña y en un entorno urbano.

¿Qué queremos saber?
Recurso 1@2x

Caracterización de los consumidores actuales y a futuro
Gastada y evolución de cada uno de los targets
Dimensión del segmento por targets
Grado de sofisticación

PROCESO DE COMPRA

Motivación de la compra
Comunicación (impactos, Canals,…)
Prescriptors
Tipos de compra (grado de planificación)
Tipología de servicios comprados
Momento de consumo

Propuestas de valor

La realización del estudio de mercado y el posterior desarrollo de nuevas soluciones a partir de los resultados obtenidos, permitirá que los proveedores de servicios a comunidades de propietarios hagan un salto cualitativo en su oferta. Se trata, en definitiva, de pasar de ser un gestor de incidencias con márgenes escasos, a optimizar la gestión del edificio con propuestas proactivas de valor.

Algunos de los aspectos clave que se analizarán para el desarrollo de las propuestas de valor serán:

  • Estilo vital
  • Digitalización
  • Sostenibilidad
  • Importancia y valor añadido del AdF
  • Autogestión
  • Mantenimiento